25 sept. 2011

Elecciones LCP de AIESEC Curitiba

El proceso fue cuá-ti-co. Muy emocionante. Si no lloré fue porque me contuve. Pero lo emoción iba más por la experiencia, por el nivel de los hechos (creo en Santiago jamás habría visto algo así, con tanta gente, tres candidatos, tan especial). Resumo la estructura:
Primero se conversa entre todos los participantes (con un chair, claro) qué se busca y necesita para el comité el próximo año, qué desafíos vienen y blah (por ejemplo, implementar la nueva XP, posicionamiento, etc.). En esto no están los candidatos, no pueden entrar…
Luego los hacen entrar a los tres, muchos aplausos y gritos de ánimo, porque ha sido fuerte para ellos la aplicación, entonces hay que apoyarlos así. A mí se me paraban los pelos en esos momentos. Ahora les hacen un ice braker donde se lavan los dientes con el mismo cepillo y se enjuagan con la misma agua. Luego de un par de blah blahs, salen y entran uno a uno para dar sus discursos (les cuentan 10 minutos).


Los tres discursos fueron extramedamente diferentes.. ahí algunos se confundieron porque pensaban en qué querían para el comité (por ejemplo, un candidato muy fuerte, de números, de estrategias, con experiencia, y otro candidato sin tanta experiencia, pero más persona, más calidad que cantidad). Igualmente antes y después los aplausos y gritos eran fuertísimos para cada uno, y ellos se veían contentos –uno más nervioso, otro muy seguro, otro más tranquilo– pero los tres ultra orgullosos con tanto apoyo.
Después hay un coffe break (mucha comida!) y después viene una ronda de preguntas donde se arman tres grupos y los candidatos rotan cada 40 minutos. Fue intenso. Los votantes estaban preparados con preguntas desde antes, habían leído las aplicaciones y todo. A todo esto, también votaban los alumnis presentes y los newbies, pero estos votos tenían una diferenciación en el peso. Newbies 1 punto, alumins 2 puntos y oldies 3 puntos. Ahí estuvimos dos horas sin parar.
Luego las votaciones. Tenian tres computadores con un programa para votar. Tres para cada uno de los pesos de los votos. Luego esperar el conteo y ya.
Salimos. Afuera nos dicen que no habrá segunda vuelta porque hay un candidato que tiene la mayoría. Se paran los tres, tomados de las manos. Al frente nosotros, más de 100 personas que aplaudían con todas sus fuerzas. Se hace el ritual del agua.


Gana Luis, el único candidato que era parte de la EB, el más seguro, el estratégico, con conocimientos y el más claro al hablar.
Finalmente un pequeño discurso de él, palabras del LCP, de la chair y se acaba. Se ponen a planear a dónde irán a festejar, pero como son taaantos, se dividen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario